Historias de Éxito

Caribay Camacho

Asesora legal para negocios digitales

Gracias a ADC conseguí lanzar un producto que facturó él solo 2.900,00€, y mi agenda totalmente libre para dedicarla a mí y mi familia.

¿Cómo es tu negocio después de ADC?

“Les agregué muchísimo más valor a mis servicios, lo que me ha permitido cobrar un monto superior al que tenía hasta el momento y tener una agenda más libre.
Ahora tengo lo que quería, menos clientes pero atenderles de una forma más dedicada, sin agobiarme en plazos de entrega. ¡Ganando más!”

Caribay Camacho

Sobre Caribay

Abogada, consultora digital, asesoro a quienes tengan negocios digitales para que cumpla con todos los requisitos legales, protegiendo sus ideas y evitando que reciban multas o denuncias de clientes que perjudique su reputación y posicionamiento.

La historia de Caribay con ADC

¿Cómo era tu negocio de consultoría o a qué te dedicabas antes de entrar en ADC?

Antes de convertirme en consultora solamente vendía servicios, así que iba atendiendo a cliente por cliente, en el momento en el cual mi agenda quedaba llena, no había espacio para más clientes y la única manera que tenía de ganar más dinero era aumentar mi agenda y restarle horas a mi vida personal y descanso.

¿Cómo es ahora tu negocio de consultoría tras aprender y aplicar con ADC?

Ahora vendo formaciones digitales y presenciales, tengo un producto evergreen que se va vendiendo solo gracias a la publicidad en Instagram, y estoy creando otros, de esta manera, optimizo mi tiempo y puedo aumentar mis ingresos sin exprimir de forma insana a mi agenda.

¿Cuál crees que ha sido tu mayor transformación?

Mi mayor transformación ha sido comprender que la publicidad omnicanal no tiene que ser pesada ni debo tener las herramientas más costosas, lo sencillo pero bien implementado funciona perfectamente si sé segmentar bien el público interesado, el momento para decirle a todos lo que hago es ya.

¿Para qué te ha servido ADC?

ADC me ha servido para darme más valor, quitarme el miedo de exponerme, convertirme en marca personal y hacer que mi negocio fluya de una manera más agradable.

Resultados

  • Comencé a implementar lo aprendido en diciembre 2019. Hasta ese momento solamente vendía servicios, pero por motivos de salud necesitaba cerrar la agenda en diciembre y solamente podía atender a 2 clientes como máximo.
  • Gracias a ADC conseguí lanzar un producto que facturó él solo 2.900,00€, y mi agenda totalmente libre para dedicarla a mí y mi familia. Sin esto, no hubiese facturado nada en diciembre.
  • En noviembre hice un cambio en mis servicios, les agregué muchísimo más valor, y pude cobrar un monto superior al que tenía hasta el momento, para poder tener una agenda más libre y conseguir menos clientes para servicios, pero atenderles de una forma más dedicada, sin agobiarme en plazos de entrega.
  • He atendido a menos personas de forma one-to-one, y he ganado más. Aquí puedes ver mi evolución en los meses octubre, noviembre y diciembre de 2019.
Ir arriba