Elementos que te ayudarán a definir el precio de tus servicios

Este es un tema que sigue siendo muy comentado, de hecho ya hemos hablado al respecto pero siguen quedando muchas dudas en el aire. Hoy te daremos otros tips claves para que puedas definir con seguridad el precio de tus servicios. Al final del post te dejaremos otros artículos y contenidos relacionados para que no te quede ninguna duda al respecto sobre tu valor profesional.

Algo que queremos que tengas en cuenta desde el principio es: tu beneficio y el de tu negocio nunca deben ser el mínimo, al contrario siempre debe ser superior al definir los presupuestos. Ahora sí, ¿quieres ir tomando notas? Porque de seguro a medida que irás leyendo van a ir surgiendo miles de ideas que quizás te puedan funcionar para empezar.

Claves para establecer el precio de tus servicios

Coste = Producción

Lo principal para determinar el valor de tus servicios, es analizar lo que te cuesta producir, promocionar y elaborar tu trabajo. Es decir, cuál es tu inversión en materiales, salarios, gastos fijos, distribución, estrategias de marketing, etc.

Estos costes se dividen de la siguiente forma:

  • Directos: materiales, diseño, viajes, etc.
  • Indirectos: alquiler, internet, autónomos, impuestos, etc.

Tan solo determinando esto, sabrás cuál es límite que debes establecer en el precio de tus servicios. Y aquí ya sabrás que las tarifas de tus servicios no pueden ser más bajas que estos precios, porque allí no existiría ninguna forma de que tu negocio sea rentable.

Con respecto a establecer los costes en profesionales de servicios, quizás exista ese temor de no saber qué hacer porque muchas variables son intangibles, comparados a otros negocios que vendan en sí un producto físico. Entonces, aquí lo que podrías evaluar para determinar sería:

  • Esfuerzo
  • Experiencia
  • Personalización de servicios
  • Tiempo que toma
  • Más gastos indirectos

Precio = Vendedor

Podríamos decir que este elemento clave, es muchísimo más fácil de establecer. No hay mucha complicación porque es lo que el vendedor o profesional de servicios quiere cobrar al sumar su costes reales y los beneficios que él quiere obtener.

Un ejemplo: la producción de una tienda de accesorios para mujeres cuesta 10.000 dólares, pero el dueño de ese negocio quiere obtener un beneficio al menos del 30%. Entonces el precio sería un total de 13.000 dólares.

El beneficio es la ganancia que tú quieres obtener, es la compensación y se podría decir que también, la anticipación ante cualquier problema dentro de tu negocio de servicios.

Valor = Cliente

Ok, ya estableciste el coste real y tus precios. Ahora debes agregar al valor final del precio de tus servicios lo que opina el cliente. Y en este punto influyen los siguientes factores:

  • ¿Cuánto está dispuesto a pagar el consumidor?
  • ¿Cuál es el valor que aporta o determina el público acerca de tus servicios?
  • ¿Cuál es el nivel de confianza y fidelización que tienes por parte de los consumidores?
  • ¿Realmente puede pagarlo? ¿Lo va a pagar?

Para ser más precisos, aquí lo determinante es el monto que tus potenciales clientes están dispuestos a pagar y ante sus ojos cuánto valen tus servicios teniendo en cuenta tus conocimientos, experiencia, beneficios reales y en caso de que la haya, algo tangible.

Obviamente, la opinión del consumidor importa pero como profesional de servicios, debes garantizar que esos números son razonables y aseguran la rentabilidad.

Otros puntos que debes considerar para definir tus precios

  • Condiciones del mercado y análisis de la competencia.
  • Tu facturación no debe ser justa para cubrir los gastos, siempre debes tener ganancias rentables.
  • Definir los objetivos y las metas que quieres alcanzar con tus servicios profesionales.
  • ¿Es tu oferta de valor real y de súper calidad?
  • ¿Cuál es tu posicionamiento actual en el mercado? ¿Eres reconocido como un referente?
  • ¿Cuál es tu demanda actual de servicios? ¿Cómo es la reacción de los consumidores?
  • El valor de tus recursos humanos (en caso de que tu negocio lo integren varias personas), también es sumamente importante.

¿Por qué debes establecer el precio real de tus servicios?

Lo primero, es porque tener un precio rentable es lo que garantizará tu permanencia en el mercado. Luego es importante, porque sabrás prevenir, te podrás anticipar con facilidad ante posibles riesgos que perjudiquen tu labor.

Una ventaja de ser un profesional de servicios es que, sacas el máximo provecho de tus ganancias porque utilizas muy pocos recursos, tus conocimientos y experiencias son intangibles y ya eso es mucho potencial. Sin embargo no te confíes, que no tengas productos físicos no significa que no puedan haber gastos extras, y allí es donde entra la ventaja de establecer precios de tus servicios rentables para anticiparte a cualquier situación.

Contenidos relacionados:

Después de conocer estos detalles, ¿consideras que estás cobrando lo correcto por tus servicios profesionales? Te leemos en los comentarios. 😉⬇️ Por cierto, pronto traeremos muy buenas noticias, está atento con todos los canales para que seas de los primeros en enterarte… ¡Los profesionales de servicios van a amar las novedades! 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba