Tutorial para identificar los tipos de clientes

¿Sabes cuántos tipos de clientes existen? Cada cliente tiene características, necesidades e intereses propios para hacer negocios, es decir, todos son diferentes y esto debes tenerlo presente a la hora de tratar con ellos si ofreces servicios de consultoría u otro servicio profesional.

En este artículo, te compartiremos los tipos de clientes más comunes y te mostraremos cómo identificarlos.

¿Todos los clientes son únicos?

Sí, lo son. Sin embargo, podemos identificar varios tipos de clientes basándonos en sus patrones de comportamiento y mientras más rápido los identifiquemos durante el contacto cara a cara, será más fácil entender y reaccionar a sus necesidades, además, nos permitirá enviar las señales y los mensajes adecuados.

Porque al comprender mejor los diferentes tipos de clientes, puedes estar mejor preparado al momento de desarrollar estrategias exitosas. Y de esta manera, sabrás cómo fidelizar con ellos.

Tipos de clientes

Tipos de clientes

Los clientes muestran diferentes personalidades y comportamientos dependiendo de la etapa en la se encuentren, ejemplo: cuando son clientes potenciales o cuando necesitan apoyo en las etapas de servicio al cliente.

Ahora bien, el primer paso para conocerlos y llegar a ellos, es identificándolos.

A continuación, clasificamos los siete tipos más comunes que debes identificar y saber cómo hablar su idioma:

1.- Los observadores

Este tipo de cliente se ubica en la parte superior del embudo de ventas. Si lo manejas bien, es el primer tipo de cliente que puede convertirse potencialmente en tu comprador.

Se caracterizan por tomarse tiempo en revisar los productos o servicios, así no tengan intención de comprar aún. Por lo general, están tratando de resolver un problema y hacen una investigación de la competencia para ver si realmente le conviene la solución que ofrece ese servicio o producto; ofrece la mejor solución.

¿De qué manera puedes captar la atención de los clientes observadores?

  • No presiones para vender.
  • Crea contenidos y recursos relevantes para tu audiencia.
  • Despierta curiosidad.
  • Genera confianza.
  • Mantén tu página web optimizada.
  • Sé proactivo.
  • Vence las objeciones.

2.- Los “caza” descuentos

¿A quién no le gustan los descuentos? Todos buscamos descuentos en algún momento de nuestra experiencia de compra.
De acuerdo con un estudio realizado por Forrester Consulting, el 77 % de los compradores admitió que los descuentos influyen en sus compras. Y no nos sorprenden estos resultados.

Sin embargo, los clientes que son buscadores o “cazadores” de descuentos, se interesan por un producto solo porque ha reducido su precio.

Se diferencian de los otros tipos de clientes por ser analíticos y buscan las mejores ofertas que puedan encontrar.

📌 Dato: También están los que aceptan una oferta, pero no la buscan activamente.

Compartimos estas recomendaciones que puedes implementar para este tipo de clientes:

  • Destaca y explica las ventajas de la oferta.
  • Haz que tu mensaje se dirija directamente a ellos.
  • Destaca los artículos en oferta.
  • Asegúrate que tus promociones sean fáciles de descubrir.

3.- Clientes que se mueven por una necesidad

A este tipo de cliente no le gusta perder tiempo, por lo general cuando van a hacer una compra es porque ya tomaron la decisión de hacerla.

Ejemplo: son esos clientes que visitan una tienda, consiguen lo que buscan y se van sin intenciones de realizar más compras.

De esta manera, puedes llegar a venderle a este tipo de clientes:

  • Construye una conexión personal.
  • Ofrece un servicio de atención al cliente -antes, durante y después de la compra-.
  • Mantén optimizada tu página web.
  • Brinda diferentes métodos u opciones de pago.

4.- Tipos de clientes impulsivos

A diferencia de los clientes que se mueven por una necesidad, los clientes impulsivos pueden tomar una decisión de compra en un instante, aunque no la necesiten.

Se caracterizan porque no están buscando un producto específico y aunque creas que es más fácil venderles a ellos, no es así, porque no importa lo mucho que presumas sobre las ventajas del producto.

Ellos deciden dejándose llevar por las emociones. ¿Y el resultado final? Son receptivos a las recomendaciones de productos.

Con estas recomendaciones puedes venderles a este tipo de clientes:

  • Reduce los pasos necesarios para realizar un pedido antes de que cambien de opinión.
  • Realiza campañas de email marketing
  • Añade algo de urgencia a tus promociones u ofertas.

📌 Dato: También puedes hacerles sugerencias de productos.

Contenido relacionado: ¿Cómo pagan los clientes hoy en día?

5.- Los nuevos clientes

Este es un cliente que compra por primera vez un servicio o producto.

La misión es retenerlos durante el mayor tiempo posible y lograr la fidelización. Los clientes nuevos tienen potencial para hacer crecer la base de clientes de cualquier negocio. Así que con ellos debemos enfocarnos muy bien en la etapa posventa porque la satisfacción del cliente es clave para convertir a este tipo de compradores en clientes habituales.

¿De qué manera puedes acercarte a los nuevos clientes?

  • Explícale cómo funciona tu producto.
  • Genera confianza.
  • Prueba con recursos educativos: libros electrónicos, blogs, correos electrónicos, etc.
  • Construye relaciones.
  • Aporta valor.

6.- Clientes fieles

Los clientes fieles recurren una y otra vez a comprar tus productos o solicitar tus servicios. En ocasiones, se terminan convirtiendo en embajadores de una marca, porque refuerzan el conocimiento y la recomiendan.

Existen diferentes maneras de continuar la relación con los clientes fieles, es reconocerlos y recompensarlos.

Para retener a este tipo de clientes, manténgase fiel a sus valores fundamentales y mantenga la calidad de sus productos y servicios.

Cómo acercarse a los clientes fieles:

  • Mantente fiel a tus valores de marca.
  • Sostén la calidad de tus productos o servicios.

7.- Clientes insatisfechos

Debemos confesarte que no fue intencional dejar este tipo de cliente para el final. Los clientes insatisfechos están en todos los negocios, son clientes frustrados, descontentos o enfadados y la manera en que los trates tendrá un impacto duradero en la reputación de tu negocio.

Esfuérzate en cuidar cada detalle, brindar un servicio de calidad y una buena atención.

Tener definidos los canales de comunicación es clave para gestionar cualquier queja que exista. Sé oportuno con las respuestas que se presenten.

Si tienes dudas sobre cómo abordar a este tipo de clientes. Te compartimos una serie de recomendaciones:

  • Escucha sus quejas.
  • Apóyate en herramientas de automatización para responder a sus inquietudes en poco tiempo.
  • Ofrece una disculpa honesta.
  • Prepara a tu equipo de atención al cliente.

Artículo de interés: Cómo hacer vídeos cortos de YouTube para negocios

Recuerda que cada cliente tiene diferentes características personales que determinan cómo se les debe apoyar y vender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba