Todo lo que un consultor digital necesita saber para vender servicios online

Todo lo que un consultor digital necesita saber para vender servicios online

Tanto si tienes tu propio negocio de consultoría o eres empleado de uno, como si eres un profesional experto en un área (medicina, estética, arquitectura, decoración, deporte…) y quieres aprender a vender servicios online, vamos a darte las claves para  rentabilizar tu negocio como consultor digital. ¡Toma nota!

Visión general del negocio

Saber qué es un consultor digital, cómo puede estructurar tu negocio, fórmulas de monetización de tu talento, y sobre todo, tener un sistema de creencias y mentalidad para poder construir un negocio con cimientos sólidos, es el primer paso, muchas veces olvidado, que te ayudará a tener una visión global de tu negocio y mantener una mente abierta al cambio y mejora continua.

No te quedes con la fórmula básica de intercambio de tiempo por dinero… ¡hay muchas más! Y ahí está la clave para crear un verdadero negocio estable y escalable, donde no todo dependa de tu tiempo y disponibilidad, y donde los ingresos no fluctúen de forma constante en función de si consigues o no nuevos clientes y proyectos.

Definir y aterrizar tu negocio

¿Qué sabes y qué quieres? ¿qué puedes ofrecer al mundo? ¿con qué tipo de clientes quieres trabajar? ¿qué problemas puedes solucionarles? ¿qué tipo de negocio de consultoría vas a montar? ¿qué pasos siguen los clientes desde que te conocen hasta que realmente se convierten en clientes? ¿cómo conceptualizar tus servicios y productos? ¿cómo darles valor y ponerles precio?¿cómo conceptualizar tus propias metodologías? ¿cómo crear ofertas y paquetes de servicios? ¿cómo hacer presupuestos? ¿qué herramientas pueden ayudarte a mejorar tu trabajo y ser más productivo?

Estas son algunas de las preguntas que te ayudarán a definir y aterrizar tu negocio. Son preguntas que no siempre se plantean en el momento adecuado, al principio, y eso nos lleva a no crear el negocio que queremos, sino el que otros quieren. Y esto tiene como consecuencia mucho trabajo, mucho esfuerzo, desarrollar servicios que realmente no quieres ofrecer, y todo… por satisfacer las necesidades de un cliente que no es tu cliente ideal, y que además, no te paga lo que realmente quieres. Así que, si estás en esta situación o no quieres pasar por ella: ¡comienza definiendo tu negocio de servicios!

Aprender a cobrar tus servicios

¿Cuánto cobro?. Esta es una de las preguntas más frecuentes a la hora de montar un negocio, y más complicado aún cuando se trata de poner valor a un servicio y dedicación de tiempo. Muchas veces nos acabamos guiando por lo que el mercado marca, y no paramos a analizar verdaderamente nuestros costes, esfuerzos y valor. La clave está en el valor que tu servicio tiene para tus clientes, no en lo que haya más allá como la competencia, otros clientes o el mercado en general.

Poner precio y dar valor a tus servicios, realizar presentaciones y propuestas que realmente convenzan a tu cliente potencial de que eres la solución definitiva que necesita, estrategias y tácticas para que tu propuesta sea todo un éxito… son algunos de los recursos que necesitas para aprender a cobrar tus servicios como se merecen.

Comunicación y posicionamiento de tu negocio

Algo imprescindible para mejorar el valor, y por tanto, poder subir las tarifas de tus servicios, es la comunicación y posicionamiento de tu marca. Crea tu marca personal y la de tu empresa, define tus pitch de presentación y venta, aterriza tu posicionamiento, comunica a través de los canales adecuados (tanto on como offline) para conectar con una audiencia que puedas transformar en clientes, ten tu plan de contenido mínimo viable para comunicar, lanza tu web y posicionala en Google, y por último, pero no por ello menos importante, cuida tu lenguaje y aprende a utilizar palabras poderosas para persuadir, convencer y vender.

Atraer y cerrar clientes

Y llegamos a uno de los puntos detonantes del negocio de todo consultor digital: ¡conseguir clientes! Quien no logra superar este reto, estará abocado al fracaso de su negocio. Aquí te invitamos a pensar como lo hacía Walt Disney:

“Hagas lo que hagas, hazlo tan bien para que vuelvan y además traigan a sus amigos”

Conseguir personas interesadas en tus servicios a través de distintos canales, recopilar sus datos (leads), lograr convencerles de que tienes la solución para ellos, preparar la documentación, reuniones y otros elementos clave para lograrlo, negociar las condiciones y llegar a un acuerdo final, es un proceso que debes conceptualizar en función de la naturaleza de tu negocio y el tipo de cliente al que te diriges.

Gestionar clientes

Una de las claves para que un negocio de consultoría tenga realmente un futuro poderoso es el enfoque hacia el cliente. Por ello, no podemos olvidarnos de darle la importancia necesaria a este punto. Establecer metodologías, procesos, realizar un buen on-boarding, gestionar la información del cliente adecuadamente y la comunicación con ellos, formarles, darles feedback, conseguir buenos testimonios de su parte para multiplicar clientes y prepararse incluso para gestionar feedback negativo de los mismos inclusive crisis.

Gestionar negocio

Los temas de administración y finanzas, impuestos, cobros, gastos, y tener un buen plan de monetización, son a menudo externalizados, pero es recomendable mantener un conocimiento y control mínimo, pues de ello depende ni más ni menos que la sostenibilidad a largo plazo de nuestro negocio y finanzas.

Gestionar equipo y proveedores

Trabajar con otras personas requiere de un amplio poder de empatía y negociación. Debes tener capacidad para liderar a tu equipo, motivar, formar e impulsar con foco en la misión del negocio. Decidir si debes contratar a un empleado o a un proveedor, organizar al equipo, las reuniones, los procesos y todo tipo de acuerdos, son clave para trabajar con personas que trabajen con un fin común.

Expansión del negocio

Existen infinidad de fórmulas para hacer crecer tu negocio. Lo más importante está en aprovechar oportunidades, no poner frenos a las ideas y hacer todo lo posible para que la suerte nos sonría. Y es que, nada bueno pasará si cuando logramos el éxito nos paramos únicamente a contemplarlo y vanagloriarnos de él. Para lograr que el negocio siga a flote necesitamos expandirnos y para ello las colaboraciones, los embajadores, el networking, el desarrollo de nuevos servicios y la publicidad, pueden ayudarnos soberanamente.

Análisis e investigación

¿Qué nos está funcionando y qué no? ¿qué están haciendo otros? ¿cuáles son las tendencias de mi sector? ¿y las globales? Reúne y analiza todos los datos e información que puedas encontrar para llegar a conclusiones útiles que te permitirán optimizar tu negocio o incluso expandirlo.

Productividad

El tiempo es oro, y más aún para vender servicios online. Por ello, acabar con la procrastinación, determinar prioridades, acabar con el multi-tasking, implementar buenos hábitos, planificar tareas y multiplicar resultados, te ayudarán a mejorar tu negocio de consultor online. Además de aprender a crear tus propias herramientas y plantillas, lidiar con clientes tóxicos y conseguir un buen balance de vida.

 

Evidentemente, esto son solo enunciados, puntos importantes que hay que desarrollar y aprender mediante ejemplos, casos prácticos y ejercicios de toma de acción. Pero no te preocupes porque no tendrás que ir muy lejos para localizar todo este material. ¡En Academia de Consultores lo tenemos todo! Y es más, esta semana estamos de promoción de Black Friday: Aquí puedes ver nuestra oferta. 

También puede interesarte nuestro post: Tool Kit Consultores Digitales: Herramientas de consultoría para lograr más en menos tiempo

 

 

[REPORTE GRATIS]

¿Cuánto gana realmente un consultor de marketing en Latinoamérica y Europa?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *