5 estrategias de innovación y metodologías que puedes aplicar a todo tipo de organización

Podríamos definir la innovación como la toma de acción de una idea creativa. La creatividad es jugar a imaginar formas de solucionar un problema, pero la innovación es ir un paso más allá, y poner en marcha el proceso mediante el cual se logra zanjar dicho problema. Y precisamente esta es unas de las habilidades imprescindibles que todo consultor debe tener: Saber solucionar problemas. Bien es cierto, que no es necesario que sea de una forma especialmente creativa e innovadora, pero lo cierto es que si como profesional te limitas a copiar y hacer siempre lo mismo siguiendo un mismo patrón o caso de éxito, tarde o temprano te encontrarás rodeado de competencia y sin nada nuevo que aportar. De ahí, que en este artículo queremos traerte savia nueva con estrategias de innovación y metodologías que puedes adaptar y aplicar a tu especialidad como consultor y a todo tipo de empresas y organizaciones, para llevarlas al siguiente nivel.

¿Dónde se encuentra la innovación?

Uno de los errores más comunes que puedes cometer a la hora de pensar en innovación es el clásico concepto de “me encierro en mi mismo y comienzo a pensar la idea brillante que me hará la persona más famosa del mundo, como Einstein”. Lo cierto es que, sí, es posible lograrlo pero esa no es la única fuente de innovación posible, ¡hay muchas más! Te enumeramos algunas:

  • Tendencias
  • Intercambio de información y conocimiento
  • Equipos de trabajo, empleados y clientes
  • Colaboración con otros profesionales o empresas
  • Investigación y desarrollo
  • Oportunidades de globalización
  • Inventar nuevos mercados
  • Desarrollo de productos y servicios
  • Experimentación
  • Análisis y medición de resultados
  • Pivotar basándonos en varios ejes de innovación
  • Procesos: Fabricación, comunicación, att. al cliente, marketing, recursos humanos, etc.

Como podrás observar, cualquier elemento de una organización es susceptible de ser transformado mediante la innovación, pero para ello necesitamos eliminar cualquier precepto o juicio, y ver las cosas con nuevos ojos. Es por ello, que la innovación es un elemento que a menudo se externaliza en consultores expertos que son capaces de llegar con ideas frescas. ¿Estás preparado para innovar?

Metodologías y estrategias de innovación

Existen muchos modelos posibles a seguir cuando hablamos de innovación, aunque la clave está en conocerlos, aprenderlos a fondo, y luego, quedarte con el ideal para cada momento, lo cual dependerá en gran medida del proyecto que quieras abarcar y el tipo de cliente u organización de que se trate. Sin duda, saber innovar es una habilidad fundamental que todo consultor debe controlar, y por ello te recomendamos estudiar a fondo todas estas metodologías:

Business Canvas

Se trata de una metodología para diseñar modelos de negocio flexibles y evolutivos. La clave está en tener tu canvas bien visible e ir confeccionándolo y cambiándolo añadiendo y quitando post-its conforme pase el tiempo para que se mantenga vivo y en continuo crecimiento. Una vez comprendida la metodología, puedes incluso innovar tu mismo el modelo para adaptarlo a tu área de consultoría, por ejemplo: Marketing, recursos humanos, legal… La idea es que tu cliente tenga un modelo sencillo y comprensible, que pueda ver e ir modificando conforme avance, y llamándote siempre que tenga dudas.

Para conocer a fondo este modelo, te recomiendo el libro Generación de modelos de negocio de Alexander Osterwalder & Yves Pigneur. 

SPRINT

Si quieres conocer el método que se utiliza de forma interna en Google para resolver problemas y testear nuevas ideas en solo cinco días, entonces tu libro es SPRINT de Jake Knapp.  En solo una semana, aunque intensa, este libro te muestra que se pueden resolver problemas con su metodología de lunes a viernes. Incluso te propone un timing al completo para que no tengas pérdida. Las fases son: Mapa, esbozo, decisión, prototipo y aprender.

Océano azul

Puedes seguir navegando en los océanos rojos llenos de competencia o innovar creando un nuevo océano azul, es decir, un lugar nuevo donde seas el líder de un nuevo mercado e idea. ¿Suena bien, verdad? Pues en el best seller de La estrategia del océano azul de W. Chan Kim y Renée Mauborgne tienes todo lo que necesitas para crear tu propuesta, eliminando, reduciendo, incrementando y creando variables que harán único tu negocio.

Lean Startup

El concepto de startup puede llevarse a cualquier tipo de organización, solo necesitas hacerla mucho más flexible y abierta para comenzar a ver cómo la innovación comienza a nacer en ella. En el libro El método Lean Startup: Cómo crear empresas de éxito utilizando la innovación continua de Eric Ries encontrarás todos los secretos para que una organización pase a ser gestionada de forma más ágil.

Design Thinking

En palabras de Tim Brown es: “la disciplina que usa la sensibilidad y métodos de los diseñadores para hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que es tecnológicamente factible y con lo que una estrategia viable de negocios puede convertir en valor para el cliente y en oportunidad para el mercado”. Sus fases de aplicación son: Definir, investigar, sintetizar, idear, prototipar y testear.

Existen muchos libros sobre esta metodología, pero yo te recomiendo Manual thinking de Luki Huber porque aporta una visión muy clara para aplicar el concepto de forma práctica.

 

En definitiva, existen muchos modelos de innovación que puedes tener como referencia y donde lo que te aconsejamos es tomar al menos 1 o 2 y conocer a fondo, para luego crear tu propia metodología adaptada a cada proyecto.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba