¿Cómo repartir el capital de un negocio que tiene socios?

Cuando se habla de dinero y ganancias, las conversaciones siempre tienden a tornarse un poco complicadas. Es muy común al iniciar una sociedad querer llevar las ganancias 50/50, aunque esto no siempre es lo correcto y podríamos decir que en la mayoría de los casos, es la peor opción. Hoy traemos algunos pasos y consejos para repartir el capital de un negocio que tiene socios.

Son varias las cosas que deben tomarse en cuenta al momento de dividir este capital, no se puede esperar que todos ganen igual, al menos no todo el tiempo.

Si se desea iniciar un negocio de dos personas, donde uno pone la idea, el esfuerzo, la atención y el trabajo y el otro solo el capital para iniciar y va mes a mes, a retirar el cheque por la mitad de las ganancias, no sería un trato justo.

Factores que deben tomarse en cuenta al repartir el capital de un negocio

A continuación te mencionaremos los 3 factores claves que debes tener en cuenta al momento de repartir el capital.

  1. ¿Cuál es el aporte del socio? Esto determinará qué porcentaje de acciones y capital le corresponderá según su aporte. Ya que el aporte de trabajo, ideas y capital, no puede ser remunerado de la misma forma.
  2. ¿Qué función asume cada socio? Esto está un poco enlazado con lo anterior. Si entre todos los socios se encargarán de manejar una parte del negocio, lo correcto sería distribuir las ganancias de forma justa que corresponda según el cargo que ocupen.
  3. Aporte futuro de cada socio: si un socio solo aporta capital, al momento de iniciar el negocio, no puede esperar cobrar un sueldo de por vida, lo usual es pagarle su aporte cuando el negocio reciba ganancias. Por el contrario, si continúa inyectando capital, seguirá recibiendo ganancias.

Por otro lado, un socio que además ocupe un cargo de empleado en la sociedad, deberá recibir ganancias por ser socio y a la vez un sueldo según el cargo que ocupe.

Pasos para establecer el porcentaje de acciones

Recordamos que cada empresa es diferente y debe ajustarse a lo que sea más conveniente para su desarrollo, de igual forma esperamos servir de guía para aquellas empresas o emprendimientos que aún presentan problemas o dudas en cuanto a repartir el capital de un negocio que tiene socios.

1. Inversión inicial

Lo primero que debe ser considerado es la inversión inicial que debe hacerse para poder llevar a cabo la idea, esto va más allá de lo que aportará cada socio. Hacemos referencia a la materia tanto intelectual como física.

Es decir, maquinaria, materia prima, herramientas de trabajo, instalaciones, permisos, gastos y asesoría legal, diseños y todo lo que implica iniciar.

Si tu empresa ya está establecida, esto será más sencillo, porque si buscas un socio, ya debes saber cuál necesitas exactamente que sea su aporte y buscarás a alguien que se amolde a esas necesidades que tu negocio está presentando o a ese impulso que deseas darle para llevarlo a un nivel superior.

2. Establecer el valor

Este paso debería ser llevado a cabo por un experto y profesional. Pero también podría tenerse un estimado o realizarse por uno o varios de los socios. Con establecer valor nos referimos al valor del producto o servicio que ofrecerá la empresa, es decir, el costo que va a tener o que debería tener.

Este paso es muy importante, ya que es necesario para tener una idea de en qué momento comenzarán a recibir ganancias.

Contenido relacionado: ¿Cómo ponerle precio a tus servicios como consultor?

3. Definir roles

Establecido lo anterior, se debe establecer qué papel ocupará cada miembro de la sociedad. Ya en este punto nos vamos acercando más a cómo repartir el capital de un negocio que tiene socios.

Debe ser definido qué cargo ocupará cada uno de los que desempeñarán un rol de empleados aparte de el de socios y los aportes que realizarán los que no se incluirán en el negocio de esa forma.

4. Elaborar un flujo de caja

Las finanzas son un tema único de cada empresa y los flujos de caja pueden variar mucho según cada administración. Hay quienes recomiendan hacerlo por años. Nosotros podemos recomendarte hasta 12 meses, ya que esto te permitirá tener dinero suficiente ahorrado y a su vez, un monto para reinvertir según las ganancias que se obtenga.

5. Acuerdo por escrito

Existen muchas sociedades entre familias y amigos donde se olvida llevar un acuerdo por escrito y todo se hace de palabra. Aunque tu socio sea alguien a quien tienes plena confianza, debes tener un documento donde todo quede establecido.

Es una forma de cubrirse las espaldas, mantener mayor organización y en caso de problemas o inconvenientes servirá para respaldar lo acordado. Montos, fechas y todo lo que se haya hablado y concretado, deberá estar plasmado en ese documento.

6. Capital social

Se establece una suma de los bienes que posee la empresa y cómo será distribuido a cada socio. Se encontrará en los pasivos del balance. Este capital social está dividido por acciones y pueden hacerse de forma mensual. Es decir, si el capital social es 100 dólares, estará representado por 10 acciones de 10 dólares cada mes.

7. Calcular el porcentaje

Se suman los aportes que cada socio estará haciendo a la empresa: efectivo aportado, propiedad intelectual, o trabajo. Estas partes se suman y se calcula el porcentaje.

El porcentaje de los que tienen menos ganancia puede mejorarse, acordando devolver al socio que invierte capital una parte de su dinero, reconociendo una tasa de interés como si fuera un préstamo.

Contenido relacionado: ¿Cómo escoger socios o aliados para tu negocio de servicios?

Esperamos que esta información sea de gran ayuda para tu negocio. Si deseas compartir algún aporte extra, lo leeremos en los comentarios. ⬇️🤓

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba